Un postre de yogur

El sonido de la cuchara contra el cristal puede atestiguar que realmente son toda una delicia. Más bien, como su propio nombre indica son todo un capricho los yogures Pastoret.

Pastoret surgió en 1992 en un pequeño pueblo de Lleida cuando la familia Pont decide complementar la actividad agrícola que venían desempeñando con la elaboración de productos de la tierra. Se iniciaron con el tradicional mató (un tipo de queso catalán), para después elaborar, además, queso fresco con leche de cabra y de vaca, y finalmente introdujeron la crema de yogurt.

La principal diferencia con los demás yogures radica en que la calidad y cremosidad de sus ingredientes son excepcionales, pero sobre todo, en la selección de sabores. La cremosidad y toque justo de acidez, resultado de una fermentación pausada, contrastan con sabores tan refrescantes como el del limón y hierbabuena o el intenso sabor del toffe de café de Jamaica.

Personalmente mis favoritos son, sin ninguna duda, el de manzana al horno porque tiene un sabor muy delicado que recuerda a un postre casero y el de higos y nuez de Macadamia por su sabor dulce pero en su justa medida. 

 Pastoret

Anuncios

Un pensamiento en “Un postre de yogur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s